Mendoza Abogados es un estudio jurídico que comenzó a operar hace tres años en Colombia y ya cuenta con clientes de renombre, como Cubico Sustainable Investments, Celsia, SoEnergy y Powertis, a quien acompañó en la última subasta estatal de energías renovables con el proyecto fotovoltaico de 99,9 MW (135 MWp), Manglares, que resultó adjudicado.

“Acompañamos a nuestros clientes desde la estructuración del proyecto, su desarrollo, y los llevamos hasta el cierre financiero”, destacó Mateo Mendoza, Socio Fundador de Mendoza Abogados, quien aseguró que, además, brindan soporte a los bancos como asesores legales para evaluar proyectos.

“Hacemos el Due Diligence, contratos de crédito, contratos de garantías bajo un esquema de Project Finance, y los acompañamos hasta el cumplimiento de condiciones precedentes para lograr el desembolso de los créditos”, precisó.

En el marco del evento físico «Latam Future Energy Colombia», realizado en Bogotá los días 27 y 28 de octubre, Mendoza analizó la subasta de energías renovables, donde se adjudicaron a nueve empresas 11 proyectos solares fotovoltaicos, por 796,3 MW, a un precio promedio de 155,8 pesos colombianos por kWh, 60% más que los 95,65 pesos por kWh que resultaron de la convocatoria anterior.

“Creo que el precio medio con el que se cerró la subasta es mucho mejor para poder financiar los contratos”, indicó al respecto el especialista, que justificó su afirmación por el mayor flujo de caja que tendrán los emprendimientos. “Naturalmente, mientras más ingresos tenga el proyecto, más deuda le cabe”, observó.

¿La fecha de entrada a enero del 2023 es una limitante para obtener financiamiento? No necesariamente, indicó Mendoza.

No obstante, Mendoza señaló cuál es la preocupación que les surge a los bancos respecto a la posibilidad de la finalización de contratos de manera anticipada, y barajó distintas soluciones al respecto.

Marco regulatorio

Por otra parte, el Socio Fundador de Mendoza Abogados opinó sobre los beneficios tributarios que concede la Ley 1715, pero advirtió que hay algunos incentivos que no se pueden obtener hasta tanto una compañía no empiece a generar utilidades en Colombia, lo que provoca algunos inconvenientes para las compañías extranjeras.

Observó que esa maniobra podría generar concentración dentro del mercado energético renovable.