“Nuestro objetivo es llegar a ser un actor muy importante en el mercado colombiano hacia los próximos 3 a 5 años”, destacó Farid Mohamadi, Jefe de Ventas para Colombia, Centro América y el Caribe de Enercon.

Durante el evento físico «Latam Future Energy Colombia», llevado a cabo a fines de octubre pasado en Bogotá, el ejecutivo confió que se proyectan llegar al 2025 habiendo instalado aerogeneradores por 600 MW.

Consultado sobre el territorio de La Guajira, sin dudas uno de los que posee mejores niveles de radiación solar y recurso eólico del mundo, Mohamadi resaltó las oportunidades, pero también remarcó grandes desafíos, como puede ser el acuerdo con los dueños de las tierras a través de los procesos de consultas previas.

“En general la región presenta características muy interesantes para la inversión en el desarrollo de proyectos eólicos. Sin embargo, tenemos retos como (la adaptación de) los puertos y las carreteras, que necesitamos superar junto con todos los actores que están presentes en la región: desarrolladores, fabricantes pero también el Gobierno, las autoridades locales, que brinden soluciones para no demorar potenciales desarrollos”, analizó el directivo de Enercon.

¿Fabricación local de torres?

Por otra parte, cabe destacar que, hace algunos años, la empresa empezó a evaluar el montaje de una fábrica de torres de concreto en el norte colombiano. Sin embargo, Mohamadi indicó que es un proyecto que aún se encuentra en análisis.

Destacó que la producción en sitio generaría ahorros de transporte – “lo que hace que nuestra oferta sea más competitiva”, sopesó-, además de reducciones en la huella de carbono tras evitar movimientos logísticos importantes y de la generación de empleo local, lo que permitirá un mayor acercamiento con las comunidades.

“Pero los retos existen”, advirtió, y argumentó: “Tendríamos que justificar un volumen suficientemente importante para que la empresa invierta en maquinaria que es costosa, y eso es lo que nos limita un poco”.