A fines de octubre pasado, durante el evento físico «Latam Future Energy Colombia», realizado en Bogotá, Miguel Hernández Borrero, presidente de la Asociación Colombiana de Energía Solar (ACOSOL), destacó que la Generación Distribuida en ese país está creciendo, pero advirtió una problemática que ralentiza la expansión de esa actividad.

“Muchos operadores de red a nivel nacional la interpretan la norma CREG 030 de múltiples formas y no la cumplen a cabalidad. En muchos casos solicitan requisitos que no están en la norma, demoras en el tema de cambios de medidores, o recibos de los proyectos, de la liquidación, o liquidaciones mal hechas”, indicó.

El dirigente señaló que esta situación genera que muchas veces un proyecto de autogeneración a través de fuentes renovables quede en los papeles y cueste concretarlo.

Hernández adelantó que próximamente harán una serie de solicitudes ante la UPME y CREG para que, finalmente, se brinden soluciones a estos problemas.

Futuro promisorio

Actualmente la Asociación Colombiana de Energía Solar (ACOSOL) cuenta con 147 empresas; entre ellas 104 instaladores ubicados en todo el territorio colombiano; 4 empresas certificadoras; 13 fabricantes de inversores y paneles solares fotovoltaicos, muchas de ellas internacionales; además de empresas consultoras, capacitadoras y proveedores de materiales.

“Logramos involucrar en un mismo sitio a toda la cadena de valor de lo que es la autogeneración a pequeña escala, Generación Distribuida y proyectos de zonas no interconectadas; es decir, todo lo que es referente a la energía solar en nuestro país”, resaltó Hernández.

Asimismo, el presidente de la entidad anticipó que, ante la expansión de la Generación Distribuida en Colombia y el creciente interés de las empresas en sumarse a ACOSOL se abrirá “próximamente” una nueva convocatoria para asociados.

Hernández confió que ya hay 30 empresas dispuestas a ingresar. La meta de la asociación es llegar a 170 asociados, número que se supone que será superado con creces.