A finales de octubre pasado se desarrolló el primer evento físico del año en Colombia, de la mano de Latam Future Energy.

Una de las tantas participantes figuras destacadas de la doble jornada fue Alicia Montalvo, Consejera Económica y Comercial de la Embajada de España en Colombia, quien aseguró que “Colombia, en este momento, es el principal destino de las empresas españolas en América Latina”.

“La visión, la apuesta estratégica que ha hecho el Gobierno, los planes en materia de renovables, están atrayendo muchas empresas que tienen mucha experiencia en España y que, cuando miran a América Latina, ven que Colombia es un país donde hay que estar porque hay muchísimas oportunidades”, sentenció la diplomática.

Precisó que ya hay 25 empresas vinculadas al rubro de las energías renovables con oficinas en Colombia, entre las que se destacan desarrolladoras de proyectos, EPCistas, consultoras y generadoras, y que para el 2022 desembarcarán nuevas compañías.

Montalvo además indicó que está habiendo interés por parte de compañías fabricantes de equipos, pero que éstas esperan una ampliación de los beneficios tributarios de la Ley 1715 que aluda a los productores locales.

Es que tales incentivos, como la exclusión del IVA, es sólo aplicable a las importadoras; es decir, no repercute sobre los insumos que compran los productores locales dentro de Colombia para elaborar sus productos.

“Para algunas cosas hay muchos incentivos, pero para otras todavía se está desarrollando el esquema”, advirtió la embajadora.

Subasta

Por otra parte, Montalvo contó que, inicialmente, había más empresas vinculadas a la energía eólica que tenían interés por Colombia. Pero ahora eso cambió, y son las firmas vinculadas a la energía fotovoltaica las que buscan con mayor dinamismo nuevos mercados.

A propósito de ello, la Consejera Económica y Comercial de la Embajada de España en Colombia resaltó que un buen número de las empresas adjudicatarias de la última subasta de energías renovables son españolas.

A saber, tres de las nueve seleccionadas son ibéricas. Por un lado, Solarpack, que adjudicó los proyectos solares La Unión, en 99,9 MW en AC, con una potencia pico de 144 MW, y La Mata con 80 MW en AC, y 108 MWp.

Por otro, Genersol, subsidiaria del Grupo Ecoener SAU, que se quedó con el parque fotovoltaico Sunnorte, de 35 MW AC (41 MWp).

Y, finalmente, Powertis, del Grupo Soltec, que, bajo el nombre de Arrayanes, adjudicó la central solar Manglares, de 99 MW AC (135 MWp).