El pasado 27 y 28 de octubre se realizó en Bogotá el evento físico «Latam Future Energy Colombia». Allí, el Viceministro de Energía, Miguel Lotero, destacó los resultados de la última subasta de renovables, donde fueron adjudicados 11 proyectos solares fotovoltaicos, por casi 800 MW, en manos de 9 empresas.

El funcionario apostó a que varios de estos emprendimientos lograrán entrar en operaciones antes de enero del 2023, tal como está estipulado por contrato, lo cual ayudará a la reactivación económica de Colombia post COVID, motivando inversiones que generarán miles de puestos de empleo.

Indicó que esto es posible porque los proyectos no requieren de expansiones de líneas de transmisión y, respecto a otros proyectos de energía, los parques fotovoltaicos permiten un montaje más rápido.

En esa línea, Lotero deslizó la posibilidad de que en 2022 se lance la cuarta subasta a largo plazo de energías renovables.

“Creo que el programa de subastas de Colombia se ha creado tanto con criterios que nos han dado desde el sector privado como con una política pública decidida en masificar las renovables, complementando nuestra matriz y descarbonizando el sector energético; y creo que ese programa de subastas debe continuar”, remató.

Fuente: XM

Diferencia de precios

Cabe señalar que, en esta última subasta, el precio promedio fue de 155 pesos colombianos por kWh, casi un 60% más alto que los 95,65 pesos por kWh que resultaron de la convocatoria anterior.

Consultado al respecto, el viceministro de Energía explicó que este escenario era previsible. “Podía ser sensiblemente superior en términos de precio respecto a la subasta del 2019” por los costos logísticos y de aumentos de precio de la tecnología a nivel mundial, reconoció.

Y argumentó: “Hoy en día un contenedor de China hacia un puerto colombiano antes podía valer alrededor de 3.000 dólares; hoy está entre los 8.000 a 11.000 dólares”

No obstante a ello, el funcionario enfatizó que los precios de esta licitación “están acorde con las posibilidades que tenemos de comprar energía en el mercado colombiano y acorde con las subastas que hemos visto en el mundo”.